Recuperación de datos.

Cuando ocurre una pérdida de datos, hay que tomar dos decisiones rápidamente, ya que de ellas dependerá recuperar el total de la información perdida. La primera es no tocar el equipo, ni si quiera intentar arrancarlo. La segunda elegir a la empresa de recuperación de datos que cuente con la experiencia y profesionalidad requerida para esta tarea.

 

Causas de pérdida de información

Un servidor o disco duro de ordenador puede perder la información por varias causas:

  • Fallo mecánico.
  • Deterioro.
  • Eliminación de datos por error.
  • Incendios.
  • Inundaciones.
  • Picos de tensión…

Lo mejor en estos casos, en cuanto se detecte algún tipo de error, es: NO TOCAR NADA. Aunque parezca un consejo muy básico, es crucial.

El disco duro está dañado, pero no quiere decir que se haya perdido toda la información. Aparentemente no es accesible, pero los datos siguen ahí. Por eso, el siguiente paso será ponerlo en manos de un profesional. Dejarlo en manos inexpertas puede provocar la no recuperación de datos.

Ten en cuenta que el proceso de rescate de información de un disco duro es muy delicado por lo que sólo existe una oportunidad.  Es por eso que no se puede dejar en empresas no especializadas.

Asimismo, si estamos continuamente arrancando el ordenador con la intención de recuperar los datos, pero sin éxito, conseguimos justo lo contrario. Comienza a iniciarse un proceso degenerativo que causa daños irreparables y, por tanto, impedirán la total recuperación de los datos.

No todo es negativo.  Un experto en recuperación de datos puede recuperar el 100% de la información perdida, no sólo de un disco duro, sino de cualquier dispositivo digital.

 

 

 

 

Procedimiento para la recuperación de datos

Como ya ha sido mencionado en varias ocasiones, el primer paso es no utilizar el dispositivo. El siguiente será avisarnos para que pasemos a recogerlo gratuitamente. Entonces se procederá a su diagnóstico y se decidirá el mejor tratamiento para recuperar toda esa información perdida.